Upcycling Art Show presenta: AÉREA "La sublimación de lo desechado como corriente artística".

   Palíndromo significa en griego "recorrer el camino de nuevo" por eso denominamos así a las palabras capicúas. Son términos que se integran a sí mismos como un espejo dentro de otro espejo o una serpiente que se muerde la cola simulando lo infinito. De todas, la más bella es la palabra AÉREA. No sólo se contiene a sí misma sino que se representa: levanta el vuelo y planea.  En una asombrosa regeneración continúa, los ciclos se suceden unos a otros y los finales se convierten en el principio del nuevo. El Uróburos como símbolo de dicha representación nos evidencia su significado más profundo y esencial.  O la cinta de Moebius que nos sumerge en lo infinito a través de un recorrido eterno sobre sí mismo. 

 

  Nuestra esencia más intima se basa en este mismo ciclo regenerativo constante. Reciclamos ideas, estructuras de pensamientos, patrones de conducta, hábitos...somos seres en continúo cambio.

La reutilización de materiales desechados no es una moda, ni una práctica moderna sino todo lo contrario; la idea ya estaba gestada antes de que existiéramos. La transformación constante de la materia es una de las leyes naturales que rigen la vida. No sólo cambia todo a nuestro alrededor sin que podamos controlarlo o tomar parte en las leyes que rigen la naturaleza sino que además poseemos la capacidad de trasformar el mundo que nos rodea. Las ideas de transformación y de cambio nos identifican más de lo que llegamos a ser conscientes. La acción humana de transformar la naturaleza nos compromete, tarde o temprano, a esta práctica . Las consecuencias de toda acción ya vienen con sus respuestas implícitas. Es la inefable ley de Causa y Efecto. Como especie poseemos la capacidad de crear y transformar, pero la materia que mediante nuestras prácticas ya no nos es útil, no posee la cualidad de desintegrarse. Sigue ahí en algún lugar alejado de nuestras miradas y que para nuestra vergüenza amontonamos en los rincones menos visibles de nuestro planeta. Sin posibilidad de escapada se nos plantea la problemática, "¿qué hacemos con ella?".  

 

Nuestra libertad para modificar la naturaleza nos compromete a tomar responsabilidades para encontrar el equilibrio.  

 

El concepto UPCYCLING  nos lleva a dar un paso más en esta controversia. En este sentido el arte posee la capacidad de sublimar aquello que consideramos desechos. Se trata de adquirir la habilidad de afinar nuestros sentidos y desde una nueva mirada desprejuiciada apreciar que la esencia de esta práctica es un grandioso acto de renovación del ciclo de la vida. El artista Upcycling modifica lo aparentemente inútil y nos lo muestra desde la mirada estética y trascendental del arte. Desde este sentido del arte, lo desechable o lo inservible se magnifica y se torna bello en sus formas y manifestaciones adquiriendo una nueva dimensión que nos hace pensar en la existencia de un corriente artística en torno a este concepto.

Esta corriente perfectamente definida y diferenciada que muchos grandes artistas han desarrollado, bien como base fundamental de sus creaciones, o bien como acto, la mayoría de las veces casual e innato, del verdadero artista que siente la necesidad de juego mediante la transformación de los objetos que le rodean, nos invita a tomar conciencia del gran poder mágico del significado y el valor que le damos a las cosas a través de nuestra mirada y que inevitablemente nos conecta con nuestra propia naturaleza. Esa misma naturaleza que transformamos y apilamos en montañas de basura y miseria. Esa misma miseria que ineludiblemente también nos pertenece y nos integra en nuestro TODO de polaridades. Ese mismo TODO que nos da sentido. Ese mismo sentido que para comenzar de nuevo se cierra en un círculo cerrado y perfecto...y vuelve a empezar.

 

Bienvenidos. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

UPCYCLING ART SHOW ©